Hipócrita

Written by  Lunes, 04 Septiembre 2017 00:00

Creo que la hipocresía es un mal que afecta desde que el hombre se considera hombre a la mayoría de los mortales, pero como si de gasolina en un fuego se tratase, o un gran escaparate del tamaño de el mar mediterráneo, las redes sociales hacen de altavoz o pasarela de innumerables hipócritas,” opinadores” con master, pseudo periodistas o políticos con aval popular. Me he prometido, es mas, esto simplemente lo escribo porque creo debe formar parte de mi “diario”, no hablar sobre ningún tema que suponga enfrentamiento o “encabronamiento” social, de eso y esos, sobra y está sobrado este mundo cada vez mas radicalizado 2.0, explicaré que es esto de radicalizado 2.0, en este concepto o grupo, englobo a los miles de “expertos” con o sin título nobiliario otorgado por número de seguidores o votantes, que mediante redes sociales hacen campañas de salón similares a las que hacía de joven con mi Risk conquistando continentes con un par de dados y al calor de la calefacción de casa de uno de mis amigos, desafortunadamente los que no hablan, hacen y además lo hacen sin buscar follow, RT o me gusta, están en países del tercer mundo y en muchos casos bajo la fe y paraguas de la iglesia católica, estos que los revolucionarios de salón tanto odian y se ríen, y estigmatizan en festivales gays, fiestas nacionalistas o revistas de tipos que harían cualquier cosa por vender un ejemplar con el titular de “muerte a los cerdos capitalistas”.

Superficial ¿, esto me decían por no hacer referencia a muertos, atentados, nacionalismos, catalanismos, fascismos………. Y si hacerlo a un atardecer maravillosos o un coche de época, me lo decía un imbécil 2.0 con pseudónimo y foto de no tenemos miedo, por supuesto, en catalán, frase que no puedo reproducir, no porque no quiera, porque no sé. Idiota, mejor dicho idiotas, hipócritas de salón sobran, enfrentamientos y turbas de odio nacionalista, también, enfrentar y culpar, réditos políticos cara al 1 de octubre, insultos, asesinos, atropellos, accidentes…… siento como vosotros la muerte de cualquier persona, odio como el que mas a cualquier asesino, pero, e insisto, idiotas, yo no voy a hacer el juego a sinvergüenzas con o sin corbatas elegidos por un pueblo con apenas cultura y menos ganas de moverse de una terraza de playa, con el arma de un móvil en la mano, mientras bebemos una cerveza y nos creemos un revolucionario solidario…. Yo no soy tan hipócrita imbécil, yo hago mas por el mundo hablando de unos calcetines de verano, que tu haciendo RT y opinando para generar odio y enfrentar la mitad del mundo con el otro medio, para dar una imagen al exterior penosa, para dar bombo a alcaldesas risueñas, mossos con afán de general de los reinos catalanes, o ministros con ganas de restar votos en un referéndum ilegal, lo entiendes imbécil, entiendes la diferencia entre hipócrita y superficial, entiendes que la vida no es solo odio y conmigo o contra mi, entiendes que si quieres hacer algo por alguien, no lo harás desde un teclado, que antes de opinar debes vivirlo y entenderlo, que escupir odio 24 horas con un Iphone es ser un soberano gilipollas, y criticar al que no lo hace es ser un autentico hipócrita, pues eso idiota, esta es mi razón y respuesta, no me llames hipócrita, sobran críticos siembra odios, faltan personas que consigan que el mundo se olvide por momentos de atentados, de miedos, de bombas, de nacionalismos, de religiones, de imanes tarados o de chicos que a base de escuchar a imbéciles como tú, como vosotros, acaban masacrando y asesinando niños, en Barcelona o en cualquier país árabe o africano, porque idiota, allí, cada día, mueren decenas de personas por atentados, dictadores, terroristas, hambre, multinacionales……

Por lo tanto y concluyo, imbéciles del mundo 2.0, no voy a pronunciarme, responder o debatiros una sola coma de vuestros argumentos, voy a seguir hablando de cosas banales, que considero divertidas y que ayudan mas que toda la sarta de insultos, desprecios, comparaciones y peticiones sin sentido de las que se alimentan políticos, islamistas, terroristas o cualquier otro ser que busca en la ignorancia y odio de algunos, réditos para vivir mejor sin atisbo de arrepentimiento o culpa.

 

 

La vida es un diez por ciento como la hacemos y un noventa por ciento como la tomamos